GUACAMOLE CASERO PERFECTO

Ingredientes

  • 3 aguacates maduros
  • 1/2 pimiento verde
  • Un buen manojo de cilantro
  • 1 cebolleta fresca
  • El zumo de una lima
  • 1 tomate bien picadito
  • Para servir, unos nachos
  • Chile (opcional)

¿Cómo hacerlo?

  1. Lo más importante es que peles bien el aguacate, y para ello, te dejamos nuestro pequeño truquito para pelar el aguacate perfectamente. Una vez lo tengas pelado, lo ideal es tener en casa un molcajete o mortero de piedra para triturar todos los ingredientes, pero como seguramente no todo el mundo puede tener este instrumento, puedes utilizar un mortero clásico de los de toda la vida y un tenedor.
  2. Si prefieres que la textura te salga más uniforme, también puedes usar una batidora que triturará todos los ingredientes perfectos y la textura será mucha más cremosa, dando como resultado un aguacate que es más para untar o para rellenar.
  3. Sea como sea el método que utilices, es importante que piques la cebolleta, el pimiento verde, el tomate y el cilantro en trocitos muy pequeños. Saca la carne del aguacate y córtala en cuadraditos y ve mezclándola con el resto de los ingredientes, y hazlos puré con la ayuda del mortero. Añade el zumo de una lima y sigue trabajando la mezcla. A mi, personalmente no me gusta el picante, pero si quieres, puedes añadirle un poco de chile o guindilla.
  4. Prueba el guacamole y rectifica de sal si lo ves necesario.
  5. Sirve tu guacamole casero con unos nachos o unos triángulos de maíz, y recuerda que si no lo vas a comer en el momento, para que no se oxide, ponle el hueso del aguacate en el centro y además un poco de papel film transparente por encima.